Warning: getimagesize(images/stories/2014-15/futbol/enke.jpg): failed to open stream: No such file or directory in /home/lanzadeportiva/public_html/plugins/content/smartresizer/smartresizer.php on line 468

[AUDIO] José Noda: "Cuando el deportista no se adapta se puede producir un agotamiento"

El desaparecido Robert Enke fue víctima del "burnout"

 

LanzaroteDeportiva.com / Foto: Kicker.de

 

El otro día dejábamos abierto un posible tema que retomamos hoy. El caso de deportistas de élite que habiendo logrado lo máximo a lo que podían aspirar, sufren un bajón considerable durante un período de tiempo importante, y no se vuelven a recuperar.¿Es posible mantener este nivel siempre?

 

Cuanto mejor preparado física y mentalmente esté el deportista más posibilidades tendrá de mantener ese nivel por más tiempo. Pero claro, este nivel no siempre va a estar en lo más alto, y menos aún cuando el deportista va cumpliendo años, que tiende a disminuir su rendimiento por las condiciones físicas.

 

Sin embargo, podemos hacer que el deportista se mantenga en su mejor versión el máximo de tiempo posible trabajando desde el punto de vista físico para que pueda seguir manteniendo el mismo ritmo, y trabajo específico desde el plano del entrenamiento piscológico, para trabajar aspectos como pensamientos, control de la activación y del estrés, el establecimiento de objetivos, fomentar la autoconfianza y favorecer la aparición de expectativas positivas en el deportista ajustando también los resultados que se esperaban conseguir a los que realmente se han alcanzado.

 

Tiene que ver mucho con cómo afronta el deportista las distintas situaciones de estrés. Si el deportista continuamente se expone a situaciones de estrés, y su resistencia a este tipo de situaciones le conduce a un fracaso de afrontamiento, además de aumentar su ansiedad puede perjudicar gravemente la salud física y mental del deportista. Por lo que lo más probable es que no se pueda mantener en ese nivel de élite por mucho tiempo, y además tiene más posibilidades de que abandone antes de tiempo el deporte que practica.

 

El deportista tiene que estar adaptándose siempre a los cambios, a la presión, o incluso a cambiar de ciudad o de país porque ficha por otro club. ¿Qué implicaciones tiene esto para el deportista?

 

La carrera deportiva está marcada por una serie de etapas que suelen ser más o menos iguales en todos los deportes. El deportista desde que empieza a jugar de pequeño tiene que ir adaptándose cada vez a los cambios que se van produciendo con el paso de los años. Pasa de jugar en benjamines donde el objetivo es disfrutar y sobre todo actividades lúdicas (o al menos así debería ser), luego en alevines se va iniciando en uno o varios deportes, pasa por infantiles donde ya se da una preparación básica y general, hasta que en cadete se va especializando, y ya a partir de juveniles hasta la élite se van viendo involucrados en una preparación donde el objetivo suele ser conseguir resultados, rendimiento deportivo.

 

Cada cambio de estos tiene sus implicaciones ya que entrañan una serie de factores que van a determinar en gran medida la vida personal del deportista, y es que a medida que va subiendo de categoría, el grado de implicación y dedicación temporal es mucho mayor. Esto conlleva también cambios en la forma de vida del deportista, cambios en sus prioridades, y se ve obligado a realizar ajustes de tipo personal, social o incluso psicológicos. Cuando esta adaptación no se produce, por los motivos que sean, se puede producir un agotamiento físico y/o mental (síndrome de burnout), qué está muy relacionado con el abandono o la retirada deportiva.

 

Claro, cuando el deportista no es capaz de adaptarse a todas las situaciones con las que se encuentra en su carrera deportiva día a día, puede llegar un momento en el que se canse y no tenga casi ni fuerzas o ganas para continuar. ¿Qué consecuencias puede tener el agotamiento tanto físico como mental del deportista?

 

Las consecuencias van a depender del deportista, evidentemente, pero también del estilo de afrontamiento que tenga a esas situaciones. Si el deportista las afronta de manera positiva, utilizando todos los recursos que hemos ido comentando a lo largo de la temporada como por ejemplo la relajación, control de nervios o ansiedad, saber manejar el tipo de pensamientos que más le ayuden, ser capaz de visualizar para tener mayor control de la situación entre otras estrategias, las probabilidades de tener éxito y de superar esas situaciones aumentan.

 

Pero si el afrontamiento es negativo, porque el deportista no dispone de recursos ni de ningún tipo de ayuda, o no tiene las habilidades suficientes, las consecuencias de este agotamiento (burnout) son muy negativas, desde la aparición de cierta hostilidad en el deportista, tensión o ansiedad, hasta incluso problemas de sueño o depresión.

 

Con respecto a esto último de las consecuencias, y sobre todo de la depresión. Me parece interesante mencionar el caso de Robert Enke, el que fue portero F.C. Barcelona, que estaba pasando por unos momentos espectaculares deportivamente, y sin embargo había muchos otros aspectos que no pudo o no supo controlar, llegando incluso a suicidarse porque ya no podía más, un poco también como consecuencia a lo mejor del agotamiento que comentabas. ¿Qué variables influyen aquí para que llegue a ocurrir algo así?

 

Este fue un caso bastante llamativo porque como muchas veces, hasta que no se quitó la vida nadie o casi nadie sabía muy bien que le pasaba algo a este deportista. También es cierto que, aunque la psicología hoy en día poco a poco se va ganando un sitio en el mundo del deporte (y se empieza a considerar como algo importante dentro de la preparación del deportista), antes era impensable que un jugador pidiera ayuda porque podía ser síntomas de debilidad y de no estar a la altura.

 

Y las variables que pueden haber influído en este caso o que influyen en otros casos parecidos a este podrían ser muchas, incluso muy diferentes en un caso y en otro, sería una aventura decir qué pasó exactamente porque no lo podemos saber sin haber trabajado con ese deportista. Comentaba antes que un factor que influye y determina en gran medida que el deportista entre en esta fase de agotamiento es la manera en la que afronta las situaciones de presión y de estrés, y la cantidad de recursos de los que dispone para enfrentarse a ellas. 

 

Hablamos de síndrome de burnout, como un tipo de problema que sufre el deportista cuando ya no tiene formas de hacer frente a esas situaciones que son estresantes, o que no es capaz de adaptarse a los cambios que conlleva el deporte. Pero, ¿qué lleva realmente a un deportista a sufrir este tipo de agotamiento?

 

Lo que se recoge de diferentes estudios y lo que hay publicado sobre psicología deportiva en cuanto a este tema, se ha visto que las variables que más influyen en el agotamiento son:

 

- La relación entrenador-deportista, por ejemplo un entrenador muy autoritario, poco comunicativo o indiferente ante las necesidades del deportista. O incluso la monotonía del entrenamiento y aburrimiento (muy repetitivo y mecánico), sin alicientes, que prolongado en el tiempo aumenta las posibilidades del agotamiento

 

- Cuando las exigencias a las que se somete el deportista tanto en entrenamientos como en competiciones son muy altas aumenta la probabilidad (hay que invertir demasiado tiempo y energía)

 

- Sentimiento de estar apartado y de falta de apoyo, que su opinión no se tiene en cuenta, que su trabajo no se valora, y que el equipo y el entrenador no cuentan con él. No tener refuerzos positivos tras los logros conseguidos o incluso tener un sistema de normas muy aversivo, puede acabar también con la frustración del deportista

 

- Falta de habilidades para alcanzar los logros planteados puede ser suficiente para predisponer al burnout. Y si encima viene acompañado de comentarios negativos por parte de su entorno, mayor efecto acumulativo. Es decir, que no tenga estrategias de afrontamiento positivas, el deportista se percibe a sí mismo como incapaz de sobreponerse a la situación

 

- Cuando el deportista no ha sido capaz de conseguir sus metas frustrándose y se desespera, lo que provoca una disminución de su motivación predisponiéndolo al burnout

 

- Intereses de los padres en la práctica deportiva de los hijos: cuando el niño o niña empieza a tener éxitos desde muy temprano, sus padres generan expectativas de que alcanzará el éxito, prestigio y dinero. Por lo que de no ser así, puede provocar la aparición del síndrome. 

 

¿Qué habría que hacer entonces para prevenir el problema? ¿Cómo podría trabajar un psicólogo deportivo en estos casos? 

 

Como venimos comentando que aprenda estrategias para afrontarlo de manera más positiva, por medio de la relajación (controlando su nivel de ansiedad), volver a establecer objetivos que sean más flexibles, un diálogo interno que sea eficaz, y también a través de:

 

- Descansos programados: que tenga momentos en los que se pueda alejar de esa fuente de estrés (poder separar el entrenamiento y la competición del resto de facetas de su vida diaria).

 

- Toma de decisión: que el deportista participe en las decisiones que se toman dentro del equipo, que se sienta una parte importante (que perciba que sus opiniones se tienen en cuenta, dándole más motivación e implicación en su deporte).

 

- Control de los resultados: realizar valoraciones adecuadas de los entrenamientos y de las competiciones, y ajustar las expectativas y los objetivos para cada momento personal y de la temporada

 

- Períodos de práctica mental: se le dan al deportista más recursos para proporcionarle mayor sensación de control y aumentar su atuconfianza. Que conozca las distintas técnicas psicológicas que pueden mejorar su rendimiento deportivo.

 

- Gestión de la tensión competitiva: hay que darle la misma importancia a los momentos de después de la competición, como a la preparación de la competición en sí misma. Ser capaces de autorregularse emocionalmente en la competición y después de ella. Aprender a manejar la tensión que suele aparecer.

 

- El factor diversión: sin duda alguna una de las mejores formas de prevenir el agotamiento del deportista es que entrene a gusto y en un ambiente dinámico, distendido. 

 

Copyright © 2017 LanzaroteDeportiva.com | Todos los derechos reservados. La empresa no se hace responsable de las opiniones vertidas por los colaboradores o usuarios.