Reyes Cabrera (Zonzamas) y Jesús Casanova (Pto. Carmen), conviviendo con "el enemigo"

El matrimonio vive el derby con sensaciones encontradas

LanzaroteDeportiva.com

 

El hecho de que coincidan dos familiares en dos equipos cuando estos se enfrentan es raro, pero cada vez más habitual. Ya conocemos casos de padres e hijos, hermanos o tíos y sobrinos, entre otros, pero que se enfrenten marido y mujer, son pocos o ninguno.

 

Este sábado el Club Balonmano Lanzarote Zonzamas, donde juega Reyes Cabrera, recibe al Club Balonmano Puerto del Carmen, dirigido desde el banquillo por Jesús Casanova, mujer y marido respectivamente, pero a parte, algo más, compañeros de trabajo en la librería Folder, que regentan en la calle Fajardo y donde nos han recibido.

 

“En casa se habla mucho de balonmano, menos esta semana”, señala la actual jugadora del Zonzamas. “Aquí nos conocemos todos pero no sería ético hablar de nuestros equipos por respeto al resto de jugadoras y los clubes”, apunta el entrenador del Puerto del Carmen

 

“Es la primera vez que voy a tener a Jesús como rival, nunca lo había tenido, pero lo prefiero como entrenador”, nos cuenta Reyes Cabrera remarcando entre risas que “el sabrá lo que hace el sábado si no quiere dormir en el sofá”. Por su parte Jesús Casanova responde que “cada vez será más complicado que coincidamos en un equipo porque yo quiero dejarlo ya y a ella le quedan también un par de años como jugadora, pero es verdad que siendo rivales es una sensación un tanto extraña”.

 

La jugadora del equipo batatero ve a su rival del sábado “muy bien, con una defensa muy fuerte y firme, un equipo complicado”, mientras que el entrenador del cuadro tiñosero recalca que “para mi, junto al MAVI tiene el mejor equipo de la temporada, pero está teniendo bastante altibajos, es muy complicado ganarles pero tenemos que aprovechar las horas bajas y que no se vengan arriba esta semana”.

 

La conversación, amena en las oficinas de la librería de la calle Fajardo, es distendida y conseguimos arrancarles una apuesta, el que pierda hace la cena, a lo que responde el mister que “siempre me toca hacerla a mí”, replicando la jugadora entre risas que “eso no es así”, síntoma claro del buen ambiente que reina entre ambos a menos de 48 horas del derby insular.

Algo más que dos puntos en juego, una cena

 

“Es solo un partido de balonmano, pero cuando acabe uno de los dos estará fastidiado por haber perdido, aunque ahora estamos de bromas y chistes”, nos dice Jesús Casanova, respondiéndonos a la duda de si alguien va a dormir en el sofá, “si, ella”, se apresura a responder, replicando Reyes que “yo, me voy de cena”. Y es que esa es otra, el Club Balonmano Zonzamas tiene la cena de Navidad el sábado por la noche “pero a él no lo invitamos”, nos dice Reyes respondiendo Jesús que “a la del Puerto del Carmen no la invitamos a ella ni de broma”.

 

Sobre el encuentro del sábado Jesús Casanova no se fia de la clasificación. “El que ve solo la clasificación nos puede dar por ganadores pero este partido es distinto, es un derby y el Zonzamas tiene un equipazo, es un resultado incierto” dándole la razón su mujer, Reyes Cabrera, que además remarca que “empezamos más o menos bien pero nos hemos metido en una dinámica mala, y por ejemplo en el último partido mirabas al banquillo desde el minuto 15 y no habían jugadoras, eso te merme físicamente y ahí el Puerto del Carmen está mucho mejor que nosotras”

Copyright © 2017 LanzaroteDeportiva.com | Todos los derechos reservados. La empresa no se hace responsable de las opiniones vertidas por los colaboradores o usuarios.