El CB Zonzamas Elektroclima clama al cielo por el último arbitraje sufrido

El equipo lanzaroteño se queja de los arbitrajes sufridos este año

 LanzaroteDeportiva.com

 

Los jugadores del equipo senior del Club Balonmano Zonzamas Elektroclima ya no aguantan más y han puesto el grito en el cielo tras el último partido disputado en casa, frente al Gáldar, en el cual cayeron derrotados por 22 a 32.

 

En dicho partido el cuadro galdense fue casi siempre por delante en el marcador merced a sus propios méritos pero cuando los locales estaban en recuperación, pasando de 6 goles en contra a tan solo 1, sufrieron una exclusión, lo cual, dentro de lo deportivo no debía tener mayor incidencia.

 

El jugador excluido, al abandonar la cancha, lo hacía al lado del banquillo sentándose en la silla dispuesto para ello. En ese momento la mesa llama a Gerardo Betancort Aparicio, colegiado del partido, y tras delibrar entre ellos sanciona dos minutos más al jugador ya excluido por abandonar la cancha por fuera de la linea de cambios.

 

Esta decisión enfadó a los integrantes del banquillo local, especialmente porque esa misma acción ya había ocurrido en el partido de ida con el Gáldar y entonces el club batatero se puso en contacto con la Federación Nacional para esclarecer si el colegiado había obrado bien o mal en Gran Canaria, remitiéndole el ente federativo el artículo que dice:

 

“El propósito de 'la línea de cambios' es asegurar sustituciones deportivas y ordenadas. No se ha establecido con la intención de provocar sanciones en otras situaciones, como cuando un jugador pisa la línea de banda o la línea exterior de gol de forma descuidada y sin ninguna intención de obtener una ventaja (por ejemplo para coger agua o una toalla en el banco solo un poco más allá de la línea de cambios, o abandonando el campo de forma deportiva cuando se le sanciona con una exclusión y cruza la línea de banda junto al banco de reservas pero justo por fuera de la línea de 15 centímetros). El uso táctico e ilegal de la zona exterior al terreno de juego se trata separadamente con la regla 7:10”

 

En dicha norma, deja bien claro que un excluido no tiene porque salir por la línea de cambios y que no será sancionado por ello. El Zonzamas, que ya tenía claro que el colegiado estaba equivocado quizo hacerselo ver enseñándole el artículo del reglamento, pero este hizo caso omiso al mismo.

 

Esa sanción de 4 minutos mermó al CB Zonzamas Elektroclima al que cortó su progresión en el partido y acabó de hundirlo, aprovechando bien la circunstancia el equipo galdense para llevarse el partido. 

 

Los jugadores lanzaroteños han mostrado su preocupación a este medio por el desconocimiento que tienen los colegiados del reglamento y la falta de criterio para aplicarlo. “Reconocer el error es de humanos”, nos dicen, “pero lejos de ello el árbitro se preocupó más por otras cosas que por el partido”. De hecho añaden que “el árbitro paró el partido para enfrentarse a algún aficionado que estaba en la grada cansado ya de tanto abuso con nosotros, con cierta actitud de menosprecio”

 

Los jugadores, que se sienten perjudicados, estudian enviar un escrito a la Federación Canaria de Balonmano para pedir no volver a tener jamás a Gerardo Betancort Aparicio como colegiado de un partido de ellos, ya que sienten que les han faltado el respeto, aunque son conscientes de que el arbitraje en la isla de Lanzarote es de baja calidad y de pocos efectivos y “si no nos pita él, ¿quien nos va a pitar?”.

Copyright © 2017 LanzaroteDeportiva.com | Todos los derechos reservados. La empresa no se hace responsable de las opiniones vertidas por los colaboradores o usuarios.