Warning: getimagesize(images/stories/2011-12/futbol/alejandro_hernandez.jpg): failed to open stream: No such file or directory in /home/lanzadeportiva/public_html/plugins/content/smartresizer/smartresizer.php on line 468

La Pregunta del Lector: Alejandro Hernández

LanzaroteDeportiva.com

 

Los lectores de LanzaroteDeportiva.com vuelven a ser los protagonistas de la sección “La Pregunta del Lector”. En esta ocasión ha sido el colegiado lanzaroteño Alejandro Hernández Hernández el que se ha sometido a las preguntas de los lectores de la web. Un apartado en la que podemos conocer con más detalles cómo es el día a día de un árbitro de Segunda División A.

 

¿Quién organiza los viajes del trío arbitral que debe dirigir un partido? (Crush)



Normalmente es el propio árbitro el que se encarga de realizar todas las reservas del equipo arbitral, aunque a veces estas gestiones las delegamos en alguno de nuestros árbitros asistentes. Diez días antes del encuentro nos comunican la designación y a partir de ahí comenzamos a planificar el viaje. El Comité de Árbitros trabaja con una agencia de viajes que se encarga de ofrecernos las diferentes alternativas de desplazamiento a la localidad del partido, eligiendo aquella que mejor nos convenga a cada equipo arbitral. El requisito que se debe cumplir es que pernoctemos la noche anterior al partido en la localidad donde se va a disputar. Para el viaje de vuelta normalmente se busca aquella combinación que nos permita regresar a casa lo antes posible.

 

Nos podías detallar como es un fin de semana de un árbitro de Segunda División que ha sido designado para dirigir un encuentro (Crush)

 

Como ya he comentado, el día anterior al encuentro llegamos a la ciudad donde se va a disputar. Los viajes suelen ser largos porque debemos llegar a Madrid y después coger otro vuelo o un coche de alquiler para desplazarnos. Al llegar a la ciudad en cuestión casi siempre tenemos el tiempo justo para ponernos algo de ropa cómoda (ya que viajamos con el traje oficial del comité) e ir a cenar. En este sentido, y a diferencia de lo que la gente piensa, buscamos lugares donde podamos cenar comida ligera que nos permita rendir al máximo en el partido del día siguiente. En la mañana del partido aprovechamos para descansar o pasear un rato y almorzamos temprano para tener bastante tiempo entre la comida y el encuentro. Tres horas antes del partido quedo con mi equipo en mi habitación del hotel para hablar sobre aspectos tácticos de nuestro trabajo en el terreno de juego y para cambiar impresiones sobre lo que creemos que nos encontraremos durante el partido. De esta manera, dos horas antes de la hora de comienzo del mismo, llegamos al estadio para hacer las labores administrativas que conlleva la dirección de un partido (actas, licencias, revisión de instalaciones, etc...) y para realizar el calentamiento físico oportuno.

 

Una vez finalizado el partido tenemos una charla con el informador del encuentro, que nos dice como ha valorado nuestra actuación, destacando los aspectos positivos y negativos del trabajo que hemos realizado.

 

¿Cómo has vivido el descenso del Tenerife a 2 B como canario? (Ziganda)

 

Está claro que ha sido una sorpresa para muchos ver como el Tenerife pasaba de primera división a Segunda División B en dos temporadas. Eso demuestra que la competencia en el fútbol profesional es muy grande y que cualquier equipo puede pasar por situaciones de este tipo. Como canario me siento orgulloso de los éxitos que cosechan nuestros deportistas y me apenan asimismo los fracasos deportivos. Pero como profesional debo decir también que nuestra labor es tomar las decisiones correctas en un terreno de juego, más allá de a quién beneficien o perjudiquen las mismas.

 

¿Qué se siente al ser criticado después del partido Ponferrandina - Betis por Pepe Mel? (Hurón)


Si hay alguien crítico con mis actuaciones dentro del terreno de juego soy yo mismo. Soy muy perfeccionista, y por muy bien que lo haga siempre busco la forma de mejorarlo. Partiendo de esa base, es evidente que después de tener una mala tarde como la que tuve en Ponferrada lo que más me dolía era el hecho de haber fallado, no que criticaran mi actuación. He reflexionado muchísimo con respecto a ese partido y he sacado importantísimas conclusiones que me ayudaran en el futuro. De la misma forma que no he sacado pecho cuando el viento soplaba a favor y las críticas eran muy positivas, tampoco consideré que tuviera que agachar la cabeza por haberme equivocado arbitrando un partido, simplemente aceptar mis errores y luchar para que no vuelvan a repetirse. Cuando uno salta a un terreno de juego a dirigir un partido de cierta repercusión sabe que se expone a críticas de este tipo. Prefiero eso a estar viendo el partido desde el sofá de casa. Lo que si tengo claro es que me considero tan profesional y competente en mi trabajo como cualquier árbitro, jugador y entrenador de primera y segunda división del fútbol español

 

¿Cuál ha sido el partido que más te ha costado pitar en cuanto entradas y polémica? (Fatiga)


Después de todo lo que ocurrió, está claro que el partido del que peor recuerdo guardaré será el Ponferradina – Real Betis. Ya no por como se desarrolló el encuentro, porque no fue especialmente trabado ni duro, sino por la repercusión que alcanzaron los errores que cometí. Créeme que no es fácil afrontar esa situación especialmente en una isla en la que nos conocemos todos, teniendo que explicar continuamente como viví la situación.

 

Pero de todo se sacan lecturas positivas, y me quedo con las muestras de apoyo de la gente que está a mi lado y que nunca ha dejado de confiar en mis posibilidades. Estoy convencido de que en el futuro podré corresponder con éxitos deportivos a esa confianza.

 

¿Qué es lo que menos te gusta del arbitraje? (Arbitrucho)

 

Es evidente que falta mucha comprensión ante los errores arbitrales. Nos miran con lupa cada decisión que tomamos y no tienen en cuenta la dificultad que entraña acertar en determinadas jugadas. Y esto se sufre especialmente en la base, donde se somete a demasiada presión a chicos y chicas jóvenes que se están iniciando en el arbitraje, pretendiendo que sus actuaciones se equiparen a las de árbitros internacionales.

 

Quiero saber cómo ves el arbitraje en Lanzarote, ya que hay muchos comentarios sobre los árbitros de Lanzarote que no son muy buenos (Capitán)

 

Con números en la mano te puedo decir que de las siete delegaciones de árbitros que hay en la provincia de Las Palmas, la delegación de Lanzarote ocupa desde hace un par de años las mejores posiciones en los resultados de exámenes de reglamento. Ha habido una mejoría importantísima gracias fundamentalmente a la implicación de los compañeros, que se han preocupado en mejorar sus niveles de acierto en dichos exámenes. Además, los árbitros conejeros dejan un muy buen sabor de boca cuando realizan pruebas físicas en Gran Canaria, fruto de la preparación que reciben en nuestra isla.

 

Es importante que tengamos en cuenta que no son profesionales, y que se dedican a esto compaginándolo con sus profesiones, y que aunque cobren por ello (cantidades irrisorias si las equiparamos con lo que muchas veces aguantan dentro de un terreno de juego) hacen verdaderos esfuerzos por rozar la perfección en los dos o tres partidos que tienen a la semana. Y alcanzarla es humanamente imposible.

 

Realmente me siento muy orgulloso del grupo humano que compone la plantilla de árbitros de la isla, especialmente de los árbitros más veteranos. Ellos estaban ahí cuando casi no había árbitros para cubrir todos los partidos que se disputaban en un fin de semana.

 

La única asignatura pendiente es encontrar a gente cuya edad les permita llegar alto en esto del arbitraje. Aunque hay condiciones dentro del colectivo, si es cierto que la media de edad de los árbitros de Lanzarote es bastante elevada. Estamos trabajando en ello y este mismo año comenzarán a arbitrar cinco niños de 14 años, y esperamos que ese número aumente progresivamente.

 

¿Cuál ha sido el estadio en el que más te ha gustado arbitrar? (un árbitro)

 

En España hay muchos campos de fútbol donde se vive un ambiente de fútbol extraordinario. Si a eso se le suma que el estadio ese día esté hasta la bandera, tenemos una tarde de fútbol inmejorable. Y a los árbitros nos encanta saltar al terreno de juego en esas condiciones. Tengo un muy buen recuerdo de estadios como La Romareda, El Molinón, Martínez Valero, Nuevo José Zorrilla o el Benito Villamarín. Son algunos de esos estadios donde es un verdadero lujo saltar al césped a arbitrar.

 

Este no ha sido tu mejor año, pero mantienes la categoría. Eres consciente en que has podido fallar y que aspectos tienes que mejorar? (Suárez)

 

Todos los árbitros tenemos cada año un partido para olvidar, desde los árbitros internacionales hasta los que arbitran en categoría base. El problema surge si tienes el día "tonto" cuando te están viendo en toda España. Parece que toda tu temporada queda reducida a diez minutos de un partido en concreto, y las cosas no son así.

 

Está claro que no ha sido mi mejor año de los dieciocho que llevo arbitrando, y soy consciente de que las cosas se pueden y se deben hacer mejor para la nueva temporada. El año pasado empecé a arbitrar tres meses más tarde que el resto de compañeros debido a una lesión importante en mi rodilla izquierda. Desde que estuve en condiciones para presentarme a las pruebas físicas fui a Madrid y conseguí pasarlas. A partir de ese momento empecé a arbitrar partidos de Segunda División prácticamente todas las semanas. Pero en ocasiones lo más difícil en una recuperación no está en el dolor físico, sino en la cabeza. Me costó mucho superar el miedo que se me creó a consecuencia de la lesión, y eso se empezó a notar en mi rendimiento dentro del terreno de juego.

 

Ahora parece que las cosas empiezan a salir bien. Estoy en un momento de forma excelente y con mucha confianza en mi condición física. Tuve unas sensaciones muy buenas en los partidos de pretemporada (Torneo de San Ginés y Torneo Gobierno de Canarias), y me sobran ganas para empezar a competir. Si las lesiones me respetan estoy convencido de que este año podré dar mi mejor versión sobre el terreno de juego.

 

¿Porqué arbitró usted la pasada campaña un partido entre el Sporting Tías y el CF. Altavista en la Primera Juvenil? (Hambre de gol)

 

Después de seis meses completamente parado tras mi lesión no podía permitirme el lujo de arbitrar en Segunda División sin haber dirigido ningún partido de pretemporada. Por ese motivo me designaron ese partido como toma de contacto para adaptarme a los movimientos que se nos exigen dentro de un terreno de juego. Al igual que en los equipos, la táctica en el arbitraje es fundamental.

Copyright © 2017 LanzaroteDeportiva.com | Todos los derechos reservados. La empresa no se hace responsable de las opiniones vertidas por los colaboradores o usuarios.