Los empujones de Hadillah Mohoumadi le cuestan a 'Tiburón' el título europeo

El ambiente era ideal para una nueva victoria del boxeador de Palenke

 

LanzaroteDeportiva.com

 

El Palacio de Vistaalegre, en Madrid, acogió el combate entre Mariano “Tiburón” Hilario y el francés Hadillah Mohoumadi, con el título europeo del peso mínimo en juego.

 

El combate resultó muy igualado en el primer round, en el que los púgiles no hicieron el típici tanteo, sino que fueron a buscare directamente, destacando el juego “subterráneo” del francés que, como ocurriera en el año 2015, buscaba la confrontación cuerpo a cuerpo para empujar a su rival.

 

Así estuvo a punto de hacer caer a Mariano “Tiburón” Hilario en el segundo round, que se desequilibró con un empujón y pudo dar con el alumno de la escuela de Palenke en el suelo, cosa que conseguía, por el mismo método, en el tercer round.

 

Los ánimos estaban muy crispados en la platea. El público protestaba las acciones del boxeador galo que era advertido en diversas ocasiones por el juez de la velada. Pese a ello, parecía llevar el control de la pelea, sacando a “Tiburón” de la misma a base de acciones poco propias de este noble deporte.

 

Llegado el quinto round se igualaba la contienda, pero se le notaba al púgil hispano-dominicano que acusaba el cansancio del trabajo de contención realizado en los primeros parciales. Mientras el francés seguía a lo suyo, abandonaba el boxeo y se enrolaba en una batalla de empujones en la que le hacía sentirse cómodo.

 

La igualdad se rompía a favor de “Tiburón” al final del sexto round, cuando sobre la campana, conseguía enganchar el cuerpo de su rival con una buena mano. No hubo tiempo para más en ese round, llegaba tarde esa mano para poder seguir haciendo daño, porque se repuso rápido el Hadilah, que entendió que la mejor forma de ganar era evitar que el local hiciera lo que sabía.

 

Volvía de nuevo a parar el combate con mucho agarre, con mucho empujón y con más amonestaciones de los jueces que perdían la paciencia en el octavo round y acababan quitándole un punto por su forma de actuar, bajando en ese momento la intensidad, reservándose los dos púgiles para el final del combate.

 

A puntos daba la sensación que era del boxeador francés, así que “Tiburón” tenía que arriesgar. Ese riesgo le llevó a caer tras un error en el décimo round, lo que prácticamente daba ya el combate a su rival. Mariano “Tiburón” Hilario no se sentía cómodo, estaba teniendo problemas ante su rival que dominó el combate en los dos últimos rounds para llevarse el título europeo por unanimidad de lo jueces.

 

Ahora toca recuperarse, visualizar los errores y entender el porqué se falló contra Hadillah Mohoumadi, que por segunda vez consigue vencer al bravo boxeador. ¿Habrá revancha?, eso solo lo dirá el tiempo.

Copyright © 2017 LanzaroteDeportiva.com | Todos los derechos reservados. La empresa no se hace responsable de las opiniones vertidas por los colaboradores o usuarios.