El Club Suhari Karate Do celebra su exhibición anual cargada de emotividad

 

Seriedad y sentido del humor no tienen que ir enfrentados

LanzaroteDeportiva.com

 

El Suhari Karate Do – Escuela Municipal de Tías, tuvo este viernes la exhibición anual donde los alumnos de la escuela muestran las enseñanzas aprendidas a lo largo de todo el año.

 

Antes de comenzar la exhibición, tuvo lugar la ceremonia en la que el club entregó los nuevo cinturones negros y los cambios de Dan de algunos de los integrantes del equipo. Bajo un estricto ritual, fueron despojados de los cinturones antiguos mientras que el director de la escuela, Marco Guerrero, colocaba el cinturón nuevo y felicitaba públicamente a los deportistas por su logro.

Flickr_albumid=72157684887823215

Tras ellos comenzaron las exhibiciones de pequeños karatekas, los que menos tiempo llevan en la escuela y que ya van dejando constancia de su bien hacer en este deporte. Los pequeños deportistas hicieron unas catas que fueron muy aplaudidas por los asistentes al Pabellón Municipal de Tías

Flickr_albumid=72157682636171521

Los siguientes en tomar su tiempo de protagonismo fueron los karatekas que más tiempo llevan en el club. Ellos demostraron como han aprendido, no solo los movimientos, sino también la filosofía de este arte marcial milenario. Realizando diversas catas, también arrancaron los aplausos de los presentes.

Flickr_albumid=72157684791650196

Los profesores y monitores del club también tuvieron tiempo para dar un espectáculo digno de alabanza. Primero con una buena sesión de catas y después una de kumite, tanto con armas como con sus propias manos, montando también un espectáculo con la base del club.

 Flickr_albumid=72157684887498565

 Flickr_albumid=72157681867246734

En tono mucho más divertido, y para romper la seriedad estricta del momento, unos monitores del club hicieron “karateatro”, si se nos permite la expresión. A través del karate realizaron una comedia divertida que arrancaron las risas de los más pequeños, pero también la de los mayores, que disfrutaron con la ocurrencia de los profesores del club.

 Flickr_albumid=72157682634460551

Marco Guerrero, presidente del club, tuvo palabras de agradecimiento para todos los presentes, que llenaron una de las gradas del Pabellón Municipal de Tías, pero también pidió un fuerte aplauso para los monitores del club. “Yo soy la punta del iceberg”, decía Marco Guerrero, “pero todos ellos son los que me sostienen”, comentaba para agradecer el trabajo de todos los que viven el karate y su filosofía de vida.

 

Hay que recordar que este club, fundado en 1989, ha contado este año con 128 niños, incrementando el número respecto a temporadas atrás.

 

Antes de concluir el club entregaba los “Premios Suhari a los valores, la amistad y al espíritu de equipo”. En palabras del presidente “porque las cosas se demuestran con actor, no con palabras; como tú nos demostrastes en el Open Internacional de le European Shitokai Associacion de 2017”, el premiado fue José Rubén Ruiz Salaguinto. 

 

“Por su colaboración, por su aportación desinsteresada y por su implicación, aportando u granito de arena en cada evento; intentando plasmar en cada fotografía momentos irrepetibles que todos agradecemos y valoramos”, el agraciado fue Don Manuel Cabrera Ramos “Bill”

 

El “Premio Suhari Alumna con Mayor Progresión durante el curso 2016/2017 por su ganas de aprender y de mejorar en cada entrenamiento” fue a parar a manos de Amelie Yaiza Skiba, mientras que el “Premio Suhari Competidor revelación de la temporada 2016/2017” fue a manos de Asier Lora Luis “por haber quedado dos veces en la misma temporada campeón de Canarias de Kumite, la primera en el Trofeo Regional Pepe Pérez en Tenerife en el mes de diciembre y la segunda en el Campeonato de Canarias en Lanzarote en el mes de Marzo”. 

 

El “Premio al mejor competidor de la temporada 2016/2017” fue un premio ex-aequo ya que se lo llevaron Raúl Fajardo Barrios y Francisco Javier Plaza Peña. De Raúl, el presidente del club decía que se llevaba el trofeo “por su espítiru combativo, por su afán de superación y por representarnos en cualquier campeonato que participa con orgullo, humildad y respeto, desempeñando el papel de capitán del equipo con orgullo y honor”, mientras que de Francisco Javier comentaba que “ por su espítiru combativo, por su afán de superación y por representarnos en cualquier campeonato que participa con orgullo, humildad y respeto...y porque deseabas ganar la 'maderita' con toda tu alma”.

 

Tras estos agradecimientos, y cuando parecía que todo iba llegando a su fin, el presidente del club quiso cambiar el tono de la entrega de trofeos y tiró de sentimientos. “En el karate intentamos crear buenas personas, pero eso no significa que hacer karate te haga buena gente”, decía con un ramo de flores en la mano. “Creo que todos decimos a veces muchas cosas, pero no decimos las cosas importantes, y eso es lo que quiero hacer hoy”, añadía, “porque es bueno dar las gracias a la cara, en público, y por eso quiero darle las gracias aquí, delante de todos, a mi madre....porque sin ella no sería lo que soy”. Subiendo a la grada entregó el ramo a su madre, acompañada de la familia y sacándose una foto para el recuerdo.

 

Otro momento imborrable lo vivieron las alumnas del club Paula Arrocha y Carmen Pérez que recibieron un ramo de flores por los años que llevan en el club y que, por motivos de estudios tendrán que parar al desplazarse la próxima temporada a estudiar fuera de la isla. “Siempre tendrán la puerta abierta del Suhari, porque han demostrado valores y amor por este deporte”, decía el presidente, mientras eran aplaudidas por todos los presentes.

 

Con esto llegó al final la exhibición, que no la temporada. Todavía quedan actividades en el club como el encuentro regional que tendrá lugar este fin de semana en Antigua (Fuerteventura) con infantiles y juveniles, así como diversos exámenes de cambio de cinturón, siendo el más llamativo el de cinturón negro a mediados del mes de julio.

 

 Flickr_albumid=72157681963333893

Copyright © 2017 LanzaroteDeportiva.com | Todos los derechos reservados. La empresa no se hace responsable de las opiniones vertidas por los colaboradores o usuarios.