Frederik Van Lierde y Nikki Bartlet ganan el Ironman más duro del mundo (2)

 

Frederik Van Lierde fue el más regular en la prueba lanzaroteña

LanzaroteDeportiva.com

 

Apasionante resultó la 28ª edición del Ironman de Lanzarote, especialmente en la categoría masculina, con diferentes alternativas en lo más alto de la clasificación, que finalmente fue encabezada por el belga Frederik Van Lierde con un tiempo total de 8:51'16''. En la femenina, con menos cambios, la prueba realizada por Nikki Bartlett fue soberbia, hasta hacerse con el primer puesto de la general con un tiempo de 9:59'10''

 

Más de 1600 participantes de cerca de 60 nacionalidades se dieron cita en Playa Grande donde a las 7 de la mañana, el alma mater de la prueba, Kenneth Gasque, daba el pistoletazo de salida. Era la primera vez que el principal impulsor de la prueba lanzaroteña daba la salida, siendo el director de la prueba en 26 ediciones.

 

El sector de natación, de 3'8 kilómetros, permitía ver una lucha encarnizada por las primeras plazas en los chicos, donde hasta 10 participantes, 2 de ellos amateurs, salían del agua en la primera vuelta con poco más de 30 segundos de diferencia. Sin embargo en la categoría femenina el alto ritmo impuesto por la canadiense Rachel McBride, tercera en el mundial de larga distancia del 2016, sólo era aguantado por la estadounidense Dede Griesbauer. Sus puestos se repetirían al finalizar el primer sector, sacando la canadiense 56 segundos de ventaja a la estadounidense. Mientras, con los chicos, el alemán Andreas Raelert intentó escaparse y sólo le pudo seguir el español Emilio Aguayo, con 2 segundos de ventaja para el teutón.

 

El sector ciclista fue un auténtico tobogán de sensaciones. El ganador en ediciones anteriores como Alessandro Degasperi veía perder muchos puestos en la clasificación y el campeón del mundo, Iván Raña, no acababa de encontrarse cómodo, y con ello, las opciones de alzarse con el triunfo disminuían. Mientras Andreas Raelert empezaba a sufrir en la subida a Haría y se iba quedando atrás, aprovechando tal circunstancia el belga Fredrik Van Lierde, el esloveno Jaroslav Kovacic y el alemán Christian Kramer para darle alcance y adelantarlo, quedando el español, Emilio Aguayo algo retrasado, circunstancia que fue solucionando con el paso de los kilómetros.

 

Por parte de las féminas, las líderes en la natación desaparecían en una vez en la montura ciclista, siendo la prueba dominada por la británica Nikki Bartlett, que no titubeó a lo largo de todo el recorrido a excepción de un tramo en Teguise, donde su compatriota Emma Pallant le adelantaba. Duró poco la aventura de Emma y Nikki se hacía de nuevo con la cabeza rezagando a ésta a la segunda posición. Mientras, Maja Stage Nielsen, controlaba la carrera desde la distancia, aunque sin poder aguantar la intensidad que imponía Bartlet, que llegaba a Puerto del Carmen, después de hacer los 180 kilómetros con una ventaja de 8 minutos sobre Maja y más de un cuarto de hora con la sueca Asa Lundström y la suiza Nina Derron, que aprovecharon el bajón físico de la olímpica Emma Pallant

 

Al comienzo del sector de atletismo, Christian Kramer creyó haber dado un “bocado” al título al adelantar en la transición a Fredrik Van Lierde, que perdía 7 segundos respecto al alemán. Mientras, Kovacic salía tercero a poco más de 30 segundos y Emilio Aguayo lo hacía en cuarta posición, a más de 3 minutos. Los tiempos, con el transcurso del sector se iban reduciendo, hasta el punto que Fredrik Van Lierde se hacía con la primera posición cuando todavía quedaba la mitad de la prueba atlética, relegando a Christian Kramer a la segunda y el español Emilio Aguayo aprovechaba los problemas físicos de Jaroslav Kovacic, que acabó retirándose, para acceder al bronce

 

Nikki, por su parte, debía mantener el ritmo para hacerse con la prueba femenina, pero pese al buen ritmo que llevaba, veía como la triatleta danesa, Maja Stage Nielsen, quien fuera trabajadora del Club La Santa hace años y subcampeona de Europa en el 2017, iba recortando tiempo paulatinamente, aunque no lo suficiente para poner en peligro el oro de la británica. La pelea por la tercera plaza también se intensificaba y a Asa Lundström y a la suiza Nina Derron les salieron dos duras competidoras, la alemana Jenny Schulz y la holandesa Lenny Ramsey, que fueron escalando posiciones hasta sorprender a las dos anteriores. Finalmente fue Lenny la que conseguía el tercer cajón del podium en más de 10 horas de competición.

 

Las miradas de los lanzaroteños estaba puesta también en conocer qué triatleta local pasaría primero por la línea de meta correspondiéndole ese privilegio a Roberto Betancort Corujo, que concluyó con un tiempo de 10:00'26'' siendo el 38º de la general, el segundo de su grupo de edad y obteniendo plaza para el Mundial de Hawaii. Respecto a las chicas, la holandesa residente en Lanzarote, Tessa Kortekaas obtenía la octava posición de la general a 45'35'' de la ganadora absoluta

Copyright © 2017 LanzaroteDeportiva.com | Todos los derechos reservados. La empresa no se hace responsable de las opiniones vertidas por los colaboradores o usuarios.