Andrés Cendán y Bella Bayliss, ganadores del Lanzarote International Duathlon

Se recuperó la celebración de una de las pruebas emblemáticas del deporte

LanzaroteDeportiva.com

 

En la mañana del domingo se recuperó la celebración de una de las pruebas deportivas con más solera de las que se disputan en Lanzarote, y con la que prácticamente se da el pistoletazo de salida a la temporada de triatlón en Canarias. El Lanzarote International Duathlon contó con la participación de un buen número de deportistas, siendo la victoria para Andrés Cendán y para la británica Bella Bayliss.

El Lanzarote International Duathlon se desarrolló de manera íntegra en la localidad turística de Costa Teguise. Se disputó en la modalidad de duatlón sprint con un recorrido inicial de 5 kilómetros de carrera a pie, para continuar con un recorrido de 20 kilómetros de segmento de bicicleta y concluir con una nueva carrera a pie de 2,5 kilómetros. La línea de salida y meta se situó entorno a la zona del Sands Beach Resort.

La victoria en la categoría masculina fue para Andrés Cendrán, cruzando la línea de meta con un tiempo de 55 minutos y 39 segundos e imponiéndose al sprint al resto de competidores que compartían la cabeza de carrera. El podio se completaba con la segunda posición de Ricardo Hernández y la tercera plaza de Stephen Bayliss. Además, Ricardo Hernández se llevó el premio al mejor parcial de bicicleta y recibió un premio de 100 euros.

La británica Bella Bayliss dominó la prueba femenina de principio a fin, cruzando la línea de meta con un tiempo de 1 hora, 7 minutos y 26 segundos. El podio de la categoría femenina se completaba con el segundo puesto de Mia Leadbeater y la tercera plaza de Yvette Wegen.

Sands Beach Active y el Ayuntamiento de Arrecife han recuperado la celebración del Lanzarote International Duathlon, contando con una alta participación. Los organizadores ya piensan en la fecha para celebrar la edición de 2021 de esta gran prueba deportiva.

 

Copyright © 2017 LanzaroteDeportiva.com | Todos los derechos reservados. La empresa no se hace responsable de las opiniones vertidas por los colaboradores o usuarios.