Nicholas Peter Ward undécimo en Dinamarca

 

 

LanzaroteDeportiva.com

 

La mala suerte se cebó con Nicholas Peter Ward en el Challenge de Copenhague (Dinamarca). Cuando iba remontando posiciones y luchaba por meterse entre los cinco primeros clasificados, sufrió un inesperado pinchazo en una rueda de su bicicleta. Perdió más de 15 minutos en reparar la avería y sus esperanzas se desvanecieron. El triatleta del Club Titanes se tuvo que conformar con la undécima posición de la clasificación general.

 

Nicholas Peter Ward se desplazó hasta Dinamarca para tomar parte del Challenge de Copenhague. Una prueba de distancia Ironman, con 3,8 kilómetros a nado, 180 kilómetros en bicicleta y 42,2 kilómetros de carrera a pie. Ward llegaba a esta prueba después de las buenas sensaciones registradas la semana anterior en el TriStar de Estonia, en el que obtuvo una más que meritoria cuarta posición.

 

A temprana hora de la mañana se daba la salida a la prueba. En los primeros 500 metros de la natación, Nicholas Peter Ward nadó con el grupo de cabeza. A medida que fue avanzando la prueba se fue descolgando y completó la prueba de natación con un tiempo de 54 minutos y tres segundos. Ward salía del agua perdiendo unos ocho minutos con respecto a los primeros clasificados.

 

Las cosas comenzaron a cambiar en el recorrido en bicicleta, en el que fue cogiendo poco a poco a los rivales que habían salido del agua antes que el triatleta conejero. Nicholas Peter Ward marcó en el mejor tiempo en los primeros 33 kilómetros de recorrido. Cuando se encontraba a menos de seis minutos del grupo cabecero sufrió un inesperado pinchazo en una de las ruedas de la bicicleta.

 

El triatleta del Club Titanes tardó más de la cuenta en arreglar la avería, teniendo problemas a la hora de enroscar  los adaptadores en la válvula de la rueda lenticular. Las opciones de estar entre los diez primeros clasificados se desvanecían para Nicholas Peter Ward. El triatleta conejero completó los 180 kilómetros en 4 horas, 50 minutos y y 43 segundos.

 

En la carrera a pie, Nicholas Peter Ward sólo pudo alcanzar a algunos de los rivales y los de adelante se mostraron muy fuertes, completando la prueba de maratón en dos horas y 50 minutos. Ward cruzó la línea de meta en la undécima posición con un tiempo final de 8:38:19, acabando la prueba con muy buenas sensaciones aunque resignado con el problema mecánico sufrido.

 

El Challenge de Copenhage contó con la participación de 1.800 triatletas y fueron miles y miles de personas las que siguieron la prueba a lo largo de todo el recorrido. La victoria final fue para el australiano Tim Berkel (08:07:39), y segundo sería el neozelandés Keegan Williams (08:12:52). La mini gira por el norte de Europa protagonizada por Nicholas Peter Ward ha sido gracias al apoyo de Sands Beach, Jetsol Bodegas El Grifo y Club Titanes.

Copyright © 2017 LanzaroteDeportiva.com | Todos los derechos reservados. La empresa no se hace responsable de las opiniones vertidas por los colaboradores o usuarios.