Arrancó la prueba más dura del año en Lanzarote

LanzaroteDeportiva.com

 

El viento, tal y como ocurriera con la regata de J80, condicionó el II Enduroman Lanzarote, que a las 14 horas tenía que dar el pistoletazo de salida del Doble Enduroman pero las fuertes corrientes que habían en la playa de Playa Blanca, obligaron a la organización, previa recomendación de los servicios de seguridad, cancelar la primera parte, la natación.

 

Así la organización realizó una reunión media hora más tarde con los participantes con el objetivo de llegar a un acuerdo a fin de continuar con la celebración de la prueba, optando por comenzar a las 16 horas con un medio marathón, para posteriormente atacar los 360 kilómetros en bicicleta previstos y concluir con los poco más de 84 kilómetros de atletismo.

 

La mayoría de los deportistas aceptaron esta propuesta y algunos, sabedores de que su fuerte era la natación, optaron por no salir en el Doble Enduroman y cambiar de categoría para el día siguiente y poder hacer frente a la natación, aunque para mañana sigue habiendo alerta naranja por fenómenos costeros, según la AEMET.

 

El medio marathón comenzó según el nuevo horario establecido con un líder sólido desde el comienzo. Gregorio Cáceres se escapó pronto del resto de triatletas entrando en la transición con casi 8 minutos de ventaja respecto a su más inmediato perseguidor, ventaja que iba ampliando a lo largo de la parte en bicicleta. El triatletas de Las Breñas había apostado fuerte por esta prueba de la que comentó, "la hago para ganarla" y por los resultados que ha ido cosechando a lo largo del día la promesa se puede hacer realidad

 

A la finalización de la redacción de esta noticia, los deportistas se encuentran en la zona de bicicleta, pidiendo máxima prudencia para los conductores que transiten la zona sur.

 

Pulsa aquí para ver una galería fotográfica de la playa, la reunión y el 1/2 marathón

Pulsa aquí para ver una galería fotográfica de la prueba ciclista

Copyright © 2017 LanzaroteDeportiva.com | Todos los derechos reservados. La empresa no se hace responsable de las opiniones vertidas por los colaboradores o usuarios.