Miguel Ángel Duque: “Un triatleta no se forma en una temporada”

LanzaroteDeportiva.com

 

El año pasado fue uno de los primeros cincuenta triatletas en cruzar la línea de meta del Ironman Lanzarote, logro que no está al alcance de cualquier triatleta y detrás del cual hay una dura preparación. El lanzaroteño Miguel Ángel Duque Toribio es uno de esos triatletas que este año aspira a mejorar su marca, aunque sin obsesionarse y tener una presión añadida. 390 kilómetros de natación, 7.200 kilómetros de bicicleta y 1.200 de carrera pie, es el trabajo acumulado que lleva Miguel Ángel Duque desde el mes de noviembre, fecha desde la que tiene entre ceja y ceja su tercera participación en el Ironman Lanzarote 2013.

 

Miguel Ángel Duque asegura que ha vivido el Ironman Lanzarote desde que tiene uso de razón y explica que “siempre he sido un gran admirador de esos hombres de hierro”. El de este año será su tercer Ironman Lanzarote y asegura que “no será el último”. Su mejor registro lo logró en 2012, entrando en la línea de meta en el puesto 50 con un tiempo de 10:00:07. “Bajar mi marca personal es mi meta, superarme año a año es mi objetivo principal en esta prueba”, son las palabras de Miguel Ángel Duque en cuanto a los retos que se marca para esta temporada.

 

 

“Un triatleta no se forma en una temporada”, es el sentir de Miguel Ángel Duque, al considerar que para participar en una prueba tan dura como ésta se necesita una preparación de muchas temporadas. “Yo soy una persona que cuando me propongo hacer algo es para hacerlo bien y esto conlleva un trabajo desde el mes de noviembre que empieza con la pretemporada y hasta el día de hoy he acumulado un total de 390 kilómetros de natación, 7.200 kilómetros de bicicleta y 1.300 kilómetros de carrera a pie”, de esta forma resume el triatleta cómo ha sido su preparación a lo largo de estos meses.

 

Todo triatleta tiene su modalidad preferida y el segmento que más le cuesta, Miguel Ángel Duque explica que “hasta el momento lo peor que llevo ha sido la carrera” y agrega que “siempre en la maratón he acabado muy mal físicamente por problemas estomacales”. Unos problemas que espera que ya se hayan solucionado después de “unos estudios en los Laboratorios Biolab, uno de mis patrocinadores, creo que hemos dado con el problema, sólo falta ver los resultados el día del Ironman”, explica Miguel Ángel.

 

 

“El Ironman Lanzarote es un cúmulo de emociones, un sueño hecho realidad, es la fiesta del triatlón”, así resume Miguel Ángel Duque sus sensaciones a la hora de afrontar el Ironman Lanzarote y agrega que “es nuestro día siendo el sacrificio de cada gota de sudor que has derramado en cada entreno”. Duque va más allá al considerar que “es el día en el que te juegas toda la temporada de trabajo, pero aún así es día que disfrutas de lo que has sufrido en cada entrenamiento”. Y en cuanto a la repercusión que tiene esta prueba para Lanzarote, Miguel Ángel Duque para Lanzarote “es una inyección económica, publicidad y turismo de calidad” y considera que “muchos triatletas se desplazan a Lanzarote en diferentes fechas para entrenar en nuestras carreteras”.

 

 

Miguel Ángel Duque en el capítulo de agradecimientos se acuerda de su entrenador Alexy Perdomo y de las empresa privadas que este año le han aportado una gran ayuda, tanto económica, material o incluso emocionalmente. Miguel Ángel Duque cuenta con el patrocinio de Biolab Siete Mares, Nutrición Canarias y Tribike, y también se acuerda del granito de arena que ha aportado osteo43.com, su masajista José y Tripasión. Duque quiere aprovechar la entrevista que le ha hecho LanzaroteDeportiva.com para “agradecer el apoyo de toda la familia, mis padres, mi hermana, mis amigos y sobre todo a la que más me ha aguantado; pareja”, y añade que “sin ellos y sin la gente que casi sin conocerme me animan, porque sin ellos el Ironman Lanzarote no tendría sentido”

Copyright © 2017 LanzaroteDeportiva.com | Todos los derechos reservados. La empresa no se hace responsable de las opiniones vertidas por los colaboradores o usuarios.