Josef Ajram vuelve a encontrar el límite en La Gomera

El triatleta catalán se bajó de la bicicleta en el kilómetro 120

LanzaroteDeportiva.com

 

“Where is the limit?” (¿Dónde está el límite?), es la célebre frase acuñada por el triatleta catalán Josef Ajram y a la que por segundo año consecutivo le ha encontrado la respuesta exacta. El límite para Josef Ajram está en La Gomera, isla que puso fin a su aventura del Red Bull 7 Islands, dando por finalizado el reto de completar siete triatlones de distancia Ironman en siete días. Ajram tenía previsto acabar la aventura el próximo domingo en Lanzarote, la ansiedad y la excesiva presión dieron al traste con todo el trabajo realizado y el triatleta se bajó de la bicicleta en el kilómetro 120.



Después de completar en la jornada del lunes el primero de los siete triatlones en El Hierro, Josef Ajram se desplazaba a primera hora de la mañana del martes hasta La Gomera. La isla colombina se ha convertido en maldita para este afamado triatleta, quien el año pasado tuvo que abortar la posibilidad de completar el reto Red Bull 7 Islands debido a un golpe de calor. En esta ocasión no ha sido la orografía de La Gomera o el calor, señalando el triatleta catalán que “cuando la cabeza falla, es difícil hacerle reaccionar al cuerpo”



El día comenzaba a las 8 de la mañana cuando Josef Ajram cogía el avión que lo trasladaba desde El Hierro hasta La Gomera. Completaba sin problemas los 3,8 kilómetros a nado del segmento de la natación y a continuación afrontaba el recorrido de 180 kilómetros en bicicleta. Tras más de cuatro horas dando pedales, decidía bajarse de la bicicleta en el kilómetro 120. “Tenía ansiedad y me costaba respirar”, manifestaba Josef Ajram nada más bajarse de la bicicleta y dar por concluido el reto. El triatleta catalán se encontraba incómodo sobre la bici y la memoria le venían los temores del año pasado cuando tuvo que abandonar el reto en el kilómetro 20 debido a un golpe de calor y que lo mantuvo hospitalizado varios días.

 



“Me he dedicado en cuerpo y alma a este reto entrenando un promedio semanal de más de 23 horas. Físicamente me encontraba y me encuentro bien, pero no he sido capaz de disfrutar de la prueba en ningún momento”, explicaba Josef Ajram. El triatleta catalán añadía que “he tenido una avalancha de pensamientos negativos y he estado todo el rato con miedo a que pasara algo”, lo que explica la tensión vivida.



Joef Ajram vuelve a encontrar el límite en La Gomera. Ahora tendrá que replantear su carrera deportiva, la cual ha estado plagada de fracasos en los últimos años a pesar de la popularidad mediática del triatleta catalán que vive su día a día como bróker de Bolsa.

 

Copyright © 2017 LanzaroteDeportiva.com | Todos los derechos reservados. La empresa no se hace responsable de las opiniones vertidas por los colaboradores o usuarios.